El impacto económico de Margaret Thatcher

El impacto económico de Margaret Thatcher

Crecimiento RRUU vs Alemania y Francia

Ayer vimos el entierro, casi de Estado, de la anterior primera ministra británica, Margaret Thatcher. Durante estos días se ha hablado mucho de Margaret Thatcher y ha sido muy criticada por sus enemigos, y por algunos amigos, y felicitada por sus aliados intelectuales. La Thatcher gobernó en Reino Unido entre 1979 y 1990 y todavía se la recuerda en ese país como una de los líderes más impactactes, para bien o para mal, dependiendo de cómo te caía. No obstante, hasta sus enemigos le aplaudían por tener clara sus ideas y sus objetivos y, no sólo eso, por seguirlos. Como todo líder dominante e impactante, tenemos mucho bueno y malo y a continuación resumo algunos de los temas y políticas económicas que impulsó Margaret Thatcher.

El statu quo no era viable

Criticarla o alabarla, es importante entender que el Reino Unido no podía continuar como estaba, que es lo que querían los entonces grupos de poder y de presión. No hay que olvidar que, en 1996, el país ya había sido forzados a llamar al Fondo Monetario Internacional (FMI) para buscar un rescate ya que no podía hacer frente a sus obligaciones y, justo antes de su toma de poder, Reino Unido acababa de pasar por su Winter of Discontent, en 1978 y 1979.

Productividad de RRUU

Lo bueno de Margaret Thatcher

  • Sus políticas microeconómicas para hacer los mercados laborales y de productos más competitivos y flexibles.
  • Rompió la alianza entre la oligarquía y la izquierda que controlaba el Estado y la economía, ya que parte dominante de la economía la controlada empresas estatales. Esta rotura reemplazó la meritocracia al sistema existente de derechos por nacimiento y por enchufismo. Estos cambios no necesariamente se han arraigado.
  • Privatizaciones de empresas estatales, abriendo sectores enteros a la gestión profesional y a la competencia, aunque no en los casos donde se convirtió monopolios públicos en monopolios privados, muy común en Europa.
  • Estableció la importancia del dinero para combatir la inflación, frente al fracasado keynesianismo de las políticas anteriores que le llevó al país a llamar a las puertas del FMI.
  • Reestructuró el sistema fiscal, incluyendo la reducción del IRPF a los sueldos más altos del 83% al 60% y luego hasta el 40%, y el aumento del IVA del 8% al 15%
  • Reestructuró el sistema sindical del país, como he comentado en estas páginas, forzando a los sindicatos a mantener una votación de sus miembros, antes de convocar una huelga, con penalidades económicas si incumplían. Esto no era lo mismo que eliminar el derecho a la huelga, como se vio con las violentas huelgas de los mineros, liderados por el comunista Arthur Scargill que había declarado abiertamente la guerra al liberalismo en favor del sistema soviético, y con la huelga de los trabajadores de Fleet Street, donde gran parte de la prensa nacional británica entonces estaba situada.
  • Devolvió a la economía a la senda del crecimiento, después de años de estancamiento o retrocesos.
  • Mejoró el PIB per capita incluso hasta superar a Francia y Alemania, como vemos en la primera tabla.
  • Su liberación de los movimientos de capital abrió al sector financiaro británico al mundo, incluso con la compra de bancos británicos por parte de los extranjeros, aperturas entonces llamado el Big Bang. Eso es cuando se estableció el sistema financiero moderno en Reino Unido y desde entonces, Londres compite con Nueva York como la principal ciudad mundial de las finanzas.
  • Liberó la industria, con el resultado también de la compra de empresas británicas por parte de las extranjeras y el cierre de empresas que sólo sobrevivían con subvenciones del Estado.
  • Eliminó subsidios a sectores, por ejemplo, a la minería y a las siderúgicas.
  • Vendió las empresas automovilísticas nacionales a extranjeros, por ejemplo, British Leyland, con sus marcas Jaguar, Mini y Rover y Vauxhall a Opel de General Motors.
  • Causó el crecimiento de este sector con la implantación de fábricas extranjeras. Hoy en día la planta de Nissan en Sunderland sigue siendo la planta más productiva de Europa.
  • Impulsó el crecimiento de la productividad, y no sólo en el sector financiero, como vemos en el segundo gráfico.
  • Incentivó la compra de las viviendas que eran de propiedad de los distintos niveles de gobiernos para que los inquilinos compren sus casas.
  • Con el presidente estadounidense, Ronald Reagan, lideró la revolución liberal, que ahora se llama neo-liberal, que se inició en los años 1980 con impactos positivos o negativos dependiendo de con quién hablas, yo creo positivos.
  • Fué una de los primeros líderes que aceptaron el impacto humano sobre el medio ambiente, siendo la principal líder política que impulsó la eliminación de los clorofluorocarbonos (CFCs), que perjudicaban el ozono.
  • Ayudó a situar la mejora del medio ambiente en la agenda de los gobiernos y de las entidades multilaterales.
  • Fomentó del libro The Road to Serfdom (Camino de servidumbre) del Premio Nobel de Economía Friedrich Hayek, donde “Hayek divulgaba la superioridad del liberalísmo económico sobre la planificación económica y las economías mixtas”, como Javier nos comentó en estas páginas.
  • Su liderazgo reconociendo al nuevo líder soviético, Mikhail Gorbachev, que llevó a la apertura de ese país, al acuerdo para reducir misiles nucleares y, al final, al desmembramiento de la Unión Soviética y la liberación de muchos pueblos, demostrando el fracaso de ese sistema económico y político.

Lo malo de Margaret Thatcher

  • Su estilo creó división por su intransigencia, suponiendo que había forma de llegar a un acuerdo con sus oponentes políticos.
  • Reino Unido seguía con menos productividad que Francia y Alemania después de su mandato.
  • Subió la desigüaldad de riqueza.
  • Se vió limitada inversión en infraestructura, a pesar de las grandes cantidades provenientes de sus impuestos del petróleo del mar del norte, aunque su postura a favor del sector privado limitaba las probabilidades de que acceda a la utilización de fondos públicos.
  • Se vió poca inversión en la innovación, aunque su postura anti-Estado no le iba a permitir acceder a la utilización de fondos públicos.
  • Peleó en contra de la unificación de Alemania, por su miedo del poder que podía ostentar una Alemania unificada. Muchos, incluso sus enemigos políticos, ahora estarían de acuerdo con ella, por lo menos en eso.

Europa: no, no, no

Termino con algo que fue la causa del principio del fin del mandato la señora Thatcher y que ahora mismo se está planteando, que es cuánto poder debemos transferir de los políticos nacionales a los políticos europeos.

En un discurso de la señora Thatcher en el Parlamento de Westminster hablando de Jacques Delors, entonces presidente de la Comisión Europea, dijo que el Sr. Delors quería que el Parlamento Europeo sea el órgano democrático de europa, reemplazando los parlamentos nacionales, que la Comisión sería el gobierno europeo y que el Consejo de Ministros podría convertirse en el Senado para Europa.

La respuesta de la señora Thatcher a esas propuestas fue no, no, no.

En estos momentos muchos quieren transferir cada vez más poder a un puñado de políticos en Europa y yo repito lo que dijo la señora Thatcher hace 23 años: No, No, No.

En El Blog Salmòn | La lenta agonía de la era Thatcher


Elblogsalmon

1 Comentario

Deja tu comentario