¿Cómo está afectando el efecto Grecia a las bolsas?

¿Cómo está afectando el efecto Grecia a las bolsas?

grecia y las bolsasLa reestructuración de la deuda griega está llevando a que las bolsas, tanto nacionales como internacionales estén inmersas en movimientos con fuertes oscilaciones. Tan pronto suben un 2%, como al día siguiente caen sus índices en la misma magnitud, y en función del desarrollo de las negociaciones para negociar la deuda de Grecia. Ante escenario atípico, es muy difícil operar en los mercados bursátiles, y tan solo los traders pueden generar operaciones en donde pueden obtener esplendidas plusvalías.

 

Ante un escenario claramente alcista, a medio y largo plazo, la primera medida que deberían tomar los pequeños inversores es aplazar sus compras hasta que el panorama político se vaya esclareciendo, o se llegue a un acuerdo entre ambas partes. Especialmente en los valores procedentes del sector bancario, que son los más sensibles al momentum de las negociaciones. Y que experimentan una fuerte volatilidad en la evolución de sus precios.

 

La toma de operaciones en la renta variable deberá ser a plazos ultracortos, en que puedan aprovecharse los movimientos alcistas de los índices bursátiles, con operaciones en el mismo día (intradia) incluso, para no verse atrapados en severas correcciones a los pocos días, como consecuencia del fracaso puntual de las negociaciones. También se puede optar por valores de corte defensivo, y menos expuestos a la consecuencia de una ruptura de las negociaciones. En este sentido, los sectores de alimentación, servicios turísticos o utilities serían los más indicados para entrar en los mercados.

 

Como consecuencia de ello, puede aprovecharse la tendencia de uno u otro movimiento en las conversaciones entre Grecia y la Unión Europea, para entrar y salir de los mercados, pero de forma ágil, por lo que solamente los inversores más experimentados podrán obtener un beneficio de estas operaciones. Incluso apostando por posiciones inversas si las bolsas internacionales se inclinan mayoritariamente por las ventas.

 

Aunque esta estrategia, en un panorama alcista como el actual, pueda suponer un serio peligro para los ahorradores que opten por este modelo de estrategia para la inversión. En cualquier caso, parece que se presenta un panorama incierto, y con muchas incertidumbres para quienes se inclinen por los mercados bursátiles durante al menos el primer trimestre del año.

Sin Comentarios

Deja tu comentario